Más de 5.000 jóvenes de la provincia participan en el programa de prevención ‘+Cabeza –Alcohol’ de la Diputación

Carnero ve cumplidos “los objetivos iniciales” y anuncia la continuidad del plan / La institución destaca los talleres de prevención de accidentes de tráfico en colaboración con la Asociación para el Estudio de la Lesión Medular

másMedina. Valladolid.— El presidente de la Diputación de Valladolid, Jesús Julio Carnero, hizo ayer balance de las actuaciones realizadas dentro del programa +Cabeza -Alcohol que la Institución provincial puso en marcha en abril de 2016. En el acto participaron también el catedrático de Farmacología de la Facultad de Medicina de la UVA, Javier Álvarez, y Mari Paz González Gallego, de la Asociación para el Estudio de la Lesión Medular.

Como recordó al inicio de su intervención Jesús Julio Carnero, “el objetivo de este Programa es reducir los daños del abuso del alcohol en la población joven, prevenir su consumo en adolescentes y sensibilizar a toda la sociedad sobre esta problemática” y por ello, desde el principio, se ha estructurado en torno a una serie de actuaciones dirigidas a muy diversos colectivos.

Trabajo constante, global y coordinado

El presidente de la Diputación de Valladolid recordó: “También desde el principio tuvimos claro que este es un proyecto de largo recorrido, cuyos resultados no se podrán medir de manera inmediata, en el corto plazo. Un trabajo que, además, no podemos afrontar solos y que no se puede centrar en un único ámbito de actuación”.

Jesús Julio Carnero afirmó: “Por ello asegurábamos en su puesta en marcha que sus características definitorias tenían que ser innovación, prevención, reducción de daños, coordinación y globalidad. Unas claves que hemos cumplido en estos primeros meses de trabajo, como demuestra el amplio balance de actuaciones realizadas, y a las que vamos a seguir dedicando nuestros esfuerzos, porque está en juego la salud de nuestros jóvenes”.

En este sentido, recordó que en la campaña “están colaborando todas las entidades especializadas en esta materia, como ARVA, AVAR, Proyecto Hombre y ACLAD. Pero también todos los municipios de la provincia y otras asociaciones y entidades, como la propia Universidad de Valladolid, la Asociación para el Estudio de la Lesión Medular o los centros educativos e institutos de la provincia”. Carnero puso en valor el trabajo realizado por todas las instituciones participantes y por los técnicos de la propia Diputación de Valladolid, “un esfuerzo que ha sido reconocido por la FEMP con el tercer premio de Buenas Prácticas de Drogodependencias en la categoría de Estrategias para la Prevención. Además fuimos invitados a participar como ponentes para los pormenores del Programa en las XIX Jornadas Municipio y Drogodependencias organizadas por el Ayuntamiento de Oviedo”.

Intervención directa en los botellones

El presidente de la Diputación recordó que, entre las novedades del Programa, figuraba “la intervención directa en los botellones de la provincia y en las peñas de las fiestas de nuestros pueblos. En este sentido, entre junio y agosto del pasado año, los educadores de ACLAD han intervenido en los botellones de Renedo de Esgueva, Matapozuelos, Traspinedo, La Seca e Íscar, atendiendo a un total de 3.748 personas, 2.020 hombres y 1.727 mujeres. Asimismo se intervino en 4 peñas de Renedo de Esgueva”.

En esta iniciativa, el personal de ACLAD, jóvenes formados en drogodependencias y mediación social, se ha reunido con los grupos de jóvenes participantes en los botellones para darles información objetiva y clara sobre el consumo de alcohol, y también de cannabis, y de sus riesgos asociados.

En las diferentes intervenciones realizadas se ha entregado material gráfico especial, editado por la Diputación de Valladolid, “reforzado con la web www.mascabezamenosalcohol.es, en la que han participado 970 jóvenes y en la que además de ofrecer información útil sobre el alcohol y el cannabis se incluye un cuestionario que permite evaluar el impacto de la campaña así como analizar los consumos actuales de las personas jóvenes y otros parámetros relacionados con las conductas de riesgo”.

Todo este trabajo tiene su continuidad, además, en la participación de la Diputación de Valladolid en el Proyecto Ícaro-Alcohol, centrado en la prevención de recaídas, que facilita el acceso a recursos especializados de prevención a los menores de 21 años que hayan sufrido una intoxicación etílica con el fin de reducir los riesgos de cara al futuro y que lideran los servicios de urgencias del Hospital Río Hortega y Clínico Universitario, y en el que colaboran también el Comisionado para la Droga de la Junta de Castilla y León y Proyecto Hombre.

Prevención de accidentes de tráfico

El Programa +Cabeza –Alcohol prevé también acciones de prevención de los accidentes de tráfico como consecuencia del consumo de alcohol, “sin duda la más dramática de todas las consecuencias negativas, pues en muchas ocasiones suponen un resultado mortal o de grandes dependencias”. Por ello, desde la Diputación de Valladolid se han desarrollado 6 talleres en los institutos de Medina de Rioseco, Olmedo, Portillo, Tordesillas, Tudela de Duero y Villalón de Campos, cada uno de 3 sesiones de formación, y en los que han participado 253 alumnos. El objetivo de estos talleres, destinados a alumnos de 1º de Bachillerato por estar ya en edades próximas a obtener el carnet de conducir, es reforzar la idea de que la conducción es incompatible con cualquier consumo de alcohol y de otras drogas.

Dentro de este apartado, destaca como novedad la colaboración con la Asociación para el Estudio de la Lesión Medular (AESLEME) que pone en marcha 30 talleres de prevención de accidentes que, bajo el título ‘Te pude pasar a ti’, se han comenzado a desarrollar a finales del pasado año en centros educativos e institutos de la provincia y que se prolongarán a lo largo de todo este año.

Formación de Agentes Tutor

Otra de las novedades de la campaña ha sido la puesta en marcha, en colaboración con la FEMP, de un curso de formación de Agentes Tutores destinado a las localidades de la provincia que cuentan con Policía Local. Así, Carnero señaló que los agentes tutores “tienen como misión primordial la promoción del respeto a los derechos de la infancia, por lo que su intervención está especializada en la protección del menor y la prevención en el entorno escolar, priorizando las intervenciones vinculadas a la prevención así como a la coordinación con las entidades y servicios sociales comunitarios”.

Los ayuntamientos interesados en el desarrollo de esta figura deben aprobar su adhesión al protocolo de la FEMP en esta materia, algo que ya han hecho los ayuntamientos de Tudela de Duero, Íscar, Boecillo, Tordesillas y Arroyo de la Encomienda. En el curso ya celebrado han participado 10 agentes pertenecientes a las localidades de Tudela de Duero, Íscar, Boecillo, Arroyo de la Encomienda, La Cistérniga y Medina del Campo.

Guía para reducir el consumo de alcohol

Como recordó Carnero, “entre las actuaciones previstas en el Programa +Cabeza –Alcohol figuraba la realización de una jornada de trabajo con alcaldes y alcaldesas de la provincia para sensibilizarles del problema que genera el consumo excesivo del alcohol y de la necesidad de aplicar todos los recursos que la ley contempla en el control de la oferta, medida imprescindible como complemento a las medidas educativas, la prevención desde la familia y desde los centros educativos, los espacios de ocio alternativo o la promoción de los hábitos saludables”.

Dicha jornada se celebró en Tudela de Duero, “pero hemos ido un paso más allá, editando la ‘Guía para reducir el consumo de alcohol para responsables municipales’, que tiene como objetivo sensibilizar a los responsables municipales sobre la necesidad de hacer cumplir la legislación vigente y de sancionar en aquellos casos en los que se comete un delito”.

La Guía explica detalladamente la normativa sobre publicidad y venta de alcohol a menores, las prohibiciones y las posibles sanciones, haciendo hincapié en que los responsables municipales tienen competencias sancionadoras en esta materia. Asimismo, recoge modelos de ordenanzas reguladoras para las peñas y modelos de cartas para enviar a los progenitores en el caso de que sus hijos o hijas menores de edad sean identificados consumiendo alcohol en la vía pública.

La Guía ha sido remitida a todos los municipios de la provincia y, para explicar sus contenidos, desde la Diputación de Valladolid se han mantenido encuentros de trabajo, en los que han participado representantes de ARVA y AVAR, con los alcaldes y alcaldesas de los 27 municipios de la provincia con mayor número de habitantes.

Código de buenas prácticas en el sector hostelero

Otro de los ámbitos de actuación del Programa hacía referencia al control de la venta de alcohol a menores, por lo que se incluía la puesta en marcha de una campaña de sensibilización sobre la dispensación responsable del alcohol, dirigida al sector de la hostelería y del comercio.

El presidente de la Diputación recordó que, desde la FEMP y el Plan Nacional sobre Drogas, “se impulsa la puesta en marcha del programa Servicio Responsable, destinado especialmente a la intervención en establecimientos y locales de ocio y en la hostelería para promover la prevención de drogodependencias y un ocio seguro y saludable. Y dentro de este marco, la Diputación de Valladolid ha editado un Código de Buenas Prácticas Profesionales para el sector de la hostelería provincial”.

Entre los principios fundamentales de dicho Código, que se ha enviado a los 1.200 bares y cafeterías de la provincia, figuran la dispensación responsable de alcohol, la seguridad y control de las instalaciones de los establecimientos de hostelería o la capacidad de reacción del local ante situaciones de emergencia. Se trata, en definitiva, de contribuir a la promoción de un ocio responsable, seguro y más saludable en lo que respecta al consumo de alcohol y otras drogas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *