Allende presenta la ‘Medinci’ en la sede de la SGAE en Madrid

La 31 Semana de Cine de Medina del Campo rinde homenaje a Gonzalo Suárez en una edición que proyectará un centenar de cortos a concurso 

másMedina.— Emiliano Allende, director de la Semana de Cine de Medina del Campo (extraoficialmente MedinCi, como proponen fuentes informales y medios como este), cumplió ayer martes, 27 de febrero, con la tradición, y presentó la 31 edición del festival de cortometrajes más relevante de España en el Palacio de Longoria de Madrid, sede de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE). Le acompañaron en la mesa la directora general de Políticas Culturales de la Junta de Castilla y León, Mar Sancho; la diputada de Cultura de la Diputación Provincial de Valladolid, Inmaculada Toledano; la alcaldesa de Medina del Campo, Teresa López y el ‘Actor del Siglo XXI’, Andrés Gertrúdix.

El certamen supera las tres décadas de vida y afronta, entre los días 9 y 17 de marzo, su trigésima primera edición con una nueva mirada al panorama del cortometraje tanto en el ámbito nacional como en el internacional. Más allá de la vertiente competitiva, con un centenar de cortos aspirantes a los premios de los distintos certámenes, informó la organización en una nota de prensa, el festival vuelve a ser un escaparate para la producción cinematográfica destacada de la actualidad, también en el campo del largometraje, sin renunciar a la exhibición de grandes clásicos de la historia del séptimo arte. Todo ello acompañado de una amplia programación paralela y con la presencia de figuras imprescindibles del cine español, con Gonzalo Suarez al frente. El director de películas como Epilogo, El detective y la muerte y Oviedo Express, y Premio Nacional de Cinematografía, recibirá la máxima distinción de la Semana, su Roel de Honor, en un homenaje por su contribución al cine español. La programación incluye la proyección especial de uno de sus títulos de referencia: Remando al viento, que le valió en 1989 el Goya al mejor director y la Concha de Plata de San Sebastián.

Además de reconocer la fructífera carrera de Gonzalo Suárez, la 31ª Semana de Cine de Medina, que contará con la joven actriz Marina Salas como Madrina de Honor, apunta los nombres llamados a firmar destacadas páginas del cine español. El reconocimiento al Director del Siglo XXI será en esta edición compartido por Aitor Arregi, Jose Mari Goenaga y Jon Garaño, de la productora cinematográfica vasca Moriarti. Sus colaboraciones en guiones y dirección conjuntas han dado como fruto algunas de las películas más destacadas en los últimos años: Loreak y la reciente Handia, nominada a trece goyas y merecedora de diez en los últimos Premios de la Academia, que se proyectará en Medina.

También en el campo de la interpretación el festival señala nombres que muy probablemente brillarán en las pantallas del cine de esta centuria. La Semana nombra Actriz del Siglo XXI a Belén Cuesta, nominada al Goya como mejor actriz de reparto por La llamada, de Javier Ambrossi y Javier Calvo, y conocida también por sus papeles en las taquilleras Ocho apellidos catalanes, de Emilio Martínez-Lázaro, y Kiki, el amor se hace, de Paco León. La versión masculina del reconocimiento convierte a Andrés Gertrúdix en Actor del Siglo XXI. El intérprete madrileño también fue nominado este año al Goya por su papel protagonista en Morir, de Fernando Franco, y ha trabajado con directores como Ray Loriga (La pistola de mi hermano), Achero Mañas (El Bola), Juan Vicente Córdoba (A golpes), Juan Antonio Bayona (El orfanato), o Rodrigo Sorogoyen (Que Dios nos perdone).

Presentación de la Semana de Cine de Medina del Campo en Madrid. De izquierda a derecha Emiliano Allende, Inmaculada Toledano, Teresa López, Mar Sancho y Andrés Gertrúdix.
Cien cortos en competición

La 31ª Semana de Cine de Medina ha recibido 2.673 propuestas para formar parte de los certámenes nacional, internacional y de videoclips, para los que se han seleccionado, respectivamente, 31, 15 y 16 trabajos, además de los 17 que integrarán la sección paralela La Otra Mirada, los 9 que optaran al Roel de Castilla y León y los 8 que compiten en Fantasmedina.

Veinte de los 31 trabajos que integran el 26º Certamen Nacional de Cortometrajes se estrenan en Medina. Veinticuatro optan al Roel de Oro, cuatro al premio al mejor documental y tres al reservado para cintas de animación. En su papel de plataforma de lanzamiento para los directores que empiezan, el festival recibe en su sección oficial a directores con carreras incipientes en el mundo del cine, entre ellos Bárbara Farré (La última virgen), Daniel Vicente (Paraíso azul), Jon Viar (Derbi) y Miguel Parra, que debuta en la dirección (El jardín de Vero). Junto a ellos figuran nombres ya conocidos en la Semana: Lluis Quilez (72%), Jorge Muriel (El niño que quería volar) y la también actriz Marta Aledo (Seattle). La sección paralela La Otra Mirada cuenta en la relación de sus diecisiete aspirantes al galardón con destacados títulos de la cosecha nacional de cortometrajes, como Matria, de Ávaro Gago, galardonado en Sundance, Seminci y Aguilar. Este apartado acoge también las últimas propuestas de autores como Clara Roquet y Pau Teixidor y el debut de Diego Saniz, además de atender asuntos de corte social como la diversidad sexual a través de varios de los trabajos seleccionados: Ciruelas de agua dulce, de Roberto F. Canuto y Xu Xiaoxi; For the good times, de Andrés Daniel Sainz; y Soy Alex, documental de Itzuri Sánchez y Joss Manz.

El 21º Certamen Internacional de Cortometrajes acoge quince candidaturas que, en algunos casos, presentan el aval del reconocimiento en prestigiosos festivales internacionales. Es el caso del corto chino A gentle night, de Qiu Yang, Palma de Oro de Cannes o el francés Gros Chagrim, de Céline Devaux, galardonado en Venecia. Este bloque plasma la preocupación de los cineastas por los conflictos y problemas de la actualidad internacional. Abraham (Italia-Alemania-Iraq-Emiratos Árabes), de Ali Kareem, aborda los conflictos religiosos; el terrorismo subyace en Forgive me (Kosovo), de Besim Ugzmajli; y las crisis migratorias están detrás de Across my land (EEUU-Francia), de Fiona Godvier.

Al 14 Certamen Nacional de Videoclips vuelven realizadores de vídeos musicales ya conocidos en la Semana. Entre los directores de los dieciséis aspirantes al mejor clip figuran Paloma Zapata, con El coro de mi gente, de Amparanoia y Macaco, y Los seres que me llenan, de Izal; o Paul Stein, también con dos trabajos: Incapacidad moral transitoria (IMT), para Love of Lesbian, y Forastero, para Frenesí. Otros trabajos ilustran canciones de grupos y solistas españoles como Ganges, Rusos Blancos, Invaders, Soziedad Alkohólika, La Mafia Canalla o Joaquín Pascual. La producción de cortometrajes de la Comunidad aporta nueve cortos al apartado El Cine de Castilla y León. Se disputan el Roel Anagnorisis, de Arturo Dueñas; Confía en mí, de Marcos López; Cosas que hacer, de Alicia Presencio; Dichoso aquel, de María Guerra; El origen, de A. Campos Aguilera; La cuneta, de Azucena Carbajosa; Martinica, de Álex Omar; Palencia in a day, de Asur Fuente; y Todas tus cosas, de Pablo Silva. Además, se proyectará fuera de concurso Pensándote, de la debutante medinense Paula Casado, y el largometraje de Ana Cea Cortos infinitos. De forma paralela, se presenta el Proyecto Quercus, con el que la Coordinadora de Festivales de Cine de Castilla y León (FECCYL) impulsa la producción regional y que incluye Ainhoa, de Iván Sainz-Pardo; Cambio, de Daniel Romero; Extraños en la carretera, de Carlos Solano; Ronda de poniente, de Sonia Pacios y Kepa Sojo, y Dichoso aquel, de María Guerra, que concursa en El Cine de Castilla y León.

Cierra el apartado competitivo Fantasmedina, que cumple su tercera edición con ocho cintas de tema fantástico, ciencia ficción y terror. Integran la relación RIP, de Albert Pinto y Caye Casas; Gotas, de Sergio Morcillo; Evstronger, de Silvia Conesa; El circulo, de Daniel González; Luz azul, de Andrés Malo y Alfonso Segura; Pura energía, de David Torres; Saturno a través del telescopio, de Dídac Gimeno; y Caronte, de Luis Tinoco. Además, la Semana repite la experiencia estrenada en su 30ª edición de recordar cortos realizados en 35 milímetros especialmente significativos en la historia del festival. Se proyectarán en este apartado, denominado Cortometrajes de Vinilo, El pan de cada día, de Ane Muñoz; El llanto de la fiera, de Fidel Cordero; El sueño del caracol, de Iván Sainz–Pardo; La raya, de Andrés Koppel; y Una luz encendida, de Alber Ponte.

Largometrajes, estrenos destacados

Además de la película inaugural, Dos mujeres, de Martin Provost, cuya presentación en las salas comerciales españolas está anunciada coincidiendo con la fecha de su proyección en Medina, la Semana se adelanta al estreno en cines de destacados títulos del panorama cinematográfico internacional. Es el caso de El insulto, de Ziad Doueiri, candidata a mejor película de habla no inglesa de los Oscar por Líbano; El Cairo confidencial, Espiga de Oro de Seminci, de Tarik Saleh; y El orden divino, de Petra Volpe, que forman parte del ciclo Cosecha Dorada, junto a la película sueca The square, de Rubén Ostlund; la británica The Party, de Sally Potter; y la chilena Una mujer fantástica, de Sebastián Lelio.

La Muestra de Cine Español programa la exitosa Handia, de los Directores del Siglo XXI, Jon Garaño y Aitor Arregi; Morir, de Fernando Franco, protagonizada por el Actor del Siglo XXI, Andrés Gertrúdix; además de otros dos títulos muy presentes en los últimos Goya: El autor, de Manuel Martín Cuenca; y Verano 1993, de Carla Simón. El ciclo documental La Imagen de la Historia. Los Retos del Siglo XXI, presenta tres bloques temáticos diferenciados. El primero se centra en la crisis de los refugiados, que ilustrará Marea humana, la cinta de Ai Weiwei aún sin estrenar en cines. Un segundo apartado responde al lema «Igualdad y diversidad», con una sesión de cortos que reflejan el crecimiento de las desigualdades, se detiene en las personas más vulnerables de los campos de refugiados y plasma la realidad de diversidad sexual. El tercer aspecto analizado tiene que ver con el papel de la mujer en la sociedad actual, que bajo el enunciado de Un siglo femenino” incluye The Florida Project, de Sean Baker, precedida por el cortometraje Mas que plata, de Carlos Agulló. El apartado de documentales se completa con Muchos hijos, un mono y un castillo, de Gustavo Salmerón. Por último, el festival rinde homenaje al recientemente fallecido Harry Dean Stanton, el actor estadounidense a quien los espectadores podrán ver en su papel mítico de Paris, Texas, de Win Wenders, y en el estreno en España del que fue su último trabajo, Lucky, de John Carrol Lynch.

Programación paralela

Al margen de la exhibición de cortometrajes y largometrajes, la 31ª Semana de Cine de Medina propone una programación paralela integrada por conciertos, exposiciones, encuentros profesionales o un taller para niños. En esta oferta destaca una clase magistral que impartirá el cineasta italiano Mario Brenta, o las exposiciones Identidad y simulacro. Los rostros de David Bowie y 31 años de cine, con fotografías de Francisco Jiménez. Además, no faltarán las habituales Conversaciones del Balneario, ni la asamblea de la Asociación de Festivales de Cine de Castilla y León.

Rodajes en plena calle, con los participantes en la 13ª Maratón EIMA Medina Plató de Cine y conciertos en diversos en locales de la localidad forman parte también de las actividades que acompañan a estos intensos nueve días de cine.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *