32 establecimientos inspeccionados en la ‘campaña antibotellón’ de Medina del Campo

El concejal de Personal del Ayuntamiento de Medina del Campo, Julián Rodríguez Santiago y el jefe de la Policía Municipal, Juan Manuel González, durante la rueda de prensa ofrecida ayer.
El concejal de Personal del Ayuntamiento de Medina del Campo, Julián Rodríguez Santiago y el jefe de la Policía Municipal, Juan Manuel González, durante la rueda de prensa ofrecida ayer.

Se detectaron dos infracciones leves. La Policía identificó a 19 personas, 14 de ellas menores. Las autoridades constatan que “ha desaparecido” la zona de botellón del Castillo de La Mota. Hoy se inicia una nueva campaña de control de estacionamientos prohibidos.

másMedina.— La Policía Local de Medina del Campo controló la actividad de 32 establecimientos de la villa durante la ‘Campaña de vigilancia antibotellón’, realizada entre el 7 y el 30 de junio. Se detectaron dos infracciones por no respetar la obligación de mantener separadas las bebidas alcohólicas de las no alcohólicas. Además, 19 personas fueron identificadas por la Policía Local, 14 de ellas menores.

En el operativo también fueron intervenidas en dos ocasiones diferentes bebidas que se estaban consumiendo en la vía pública, entre ellas dos briks de vino, una ‘litrona’, una botella de licor y otra de refrescos para mezclar.

Así lo comunicaron en la mañana de ayer el concejal de Personal del Ayuntamiento, Julián Rodríguez Santiago y el jefe de la Policía Municipal, Juan Manuel González, quienes dieron cuenta a los medios de los resultados de la campaña.

El estudio concluye que se ha detectado “una reducción muy significativa de jóvenes realizando botellón” en el casco urbano. Entre las incidencias se cuenta que alguno de los grupos sorprendidos in fraganti “ha salido corriendo o tirando la bebida al detectar la presencia policial”, y que los establecimientos inspeccionados “han cumplido con la normativa de forma mayoritaria”. Sobre todo se ha detectado, de forma general, “que sí comprueban la edad de las personas a las que venden alcohol”.

Los resultados son más positivos si se comparan con los del año anterior, en el que se controló la actividad de 31 establecimientos durante los meses de junio y julio y se detectaron 19 infracciones, entre ellas la inexistencia de cartel visible prohibiendo la venta de alcohol a menores (10 casos); la ubicación no separada de las bebidas alcohólicas (8 casos) y no poseer licencia para expender este tipo de bebidas (un caso).

Además, en 2012 fueron identificadas 59 personas, 11 de las cuales eran menores, y fueron intervenidas bebidas alcohólicas en tres ocasiones (6 briks de vino, 3 botellas de licor y 10 botellas de refrescos para mezclar). La campaña ya concluyó ese año que no existía “una incidencia excesiva de jóvenes realizando botellón” y que los establecimientos “cumplen con la normativa, sobre todo en la comprobación de la edad de las personas a las que venden alcohol”.

Rodríguez Santiago hizo hincapié en la comparación de datos entre un año y otro, que a su juicio “no deja lugar a dudas porque el porcentaje de reducción de infracciones es importante”. Además, en las tiendas “sólo se han encontrado en esta ocasión dos irregularidades mínimas”. El edil valoró sobre todo la “desaparición” de uno de los tres “puntos calientes” como zona de ‘botellón’: la del Castillo de La Mota.

“Hemos realizado inspecciones con más hincapié en los tres ‘puntos calientes’ como son el Parque Aguacaballos, el Parque Gabarrón y el Castillo de La Mota”, explicó. “En este último había muchas quejas el año pasado, y ahora vemos que ha desaparecido como zona de reunión y bebida al aire libre, con lo que se han solucionado las molestias que venían sufriendo los vecinos”.

NUEVAS CAMPAÑAS

Por otra parte, Rodríguez Santiago anunció ayer que se pondrá en marcha hoy mismo una nueva campaña de información y vigilancia de estacionamientos prohibidos y carga y descarga, que se llevará a cabo hasta el próximo 21 de julio. Además, entre el 8 y el 14 de julio la Policía Local colaborará con la Dirección General de Tráfico (DGT) en un plan operativo de control de alcoholemia.

“Entendemos que Medina del Campo no tiene problemas de aparcamiento si no le importa a uno andar 50 ó 100 metros”, señaló el concejal, “pero con esta campaña pretendemos que se respeten las normas: que no se aparque en rebajes para minusválidos, ni en doble fila, ni en vados… Queremos crear el hábito de aparcar bien en los vecinos”, señaló. Con ese mismo objetivo se llevará a cabo otra acción de vigilancia en estacionamientos de carga y descarga, zonas en las que a veces “aparca cualquiera, entorpeciendo la actividad económica, y es necesario respetar los horarios”.

En cuanto al operativo de control de alcoholemia, la Policía Local no sólo efectuará controles en diversos puntos estratégicos, sino que “se reforzará la vigilancia los fines de semana”, explicó el edil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *